El 2016 se está convirtiendo en el año de la realidad virtual, una tras otra, las grandes compañías desarrolladoras de software y hardware realizan anuncios sobre avances dentro de los llamados “mundos virtuales”, tal es el caso del Nervegear, actualmente en desarrollo por la compañía estadounidense ASCII Tech Works.

A diferencia de la inmersión parcial que nos ofrecen las actuales propuestas dentro de la industria de la realidad virtual como lo son el Oculus Rift o el próximo PlayStation VR, ASCII Tech Works  nos muestra una ventana a la inmersión total, una donde no solo nuestra vista nos muestre en 360 grados una imagen, sino que, percibamos todas las sensaciones producidas dentro de la llamada realidad virtual en nuestro propio cuerpo, con todos nuestros sentidos.

El concepto principal de esta idea es sacada de una serie de animación japonesa que lleva por nombre Sword Art Online, utilizando incluso el diseño del casco utilizado dentro de la serie y además el nombre con el que se conoce al proyecto que llevara a la realidad virtual a un nuevo nivel en un futuro no muy lejano.


La teoría y la práctica

Según el equipo encargado del desarrollo del Nerve Gear, se trata de una idea simple muy difícil de llevar a la práctica pues, para lograr crear el sentimiento de inmersión, se debe anular por completo todas las sensaciones percibidas por el cuerpo, tomar todos los impulsos eléctricos emitidos por el cerebro y anularlos, en esencia, si se desea mover un brazo, el nerve gear debe ser capaz de anular ese impulso y hacer creer al cerebro que dicha acción fue ejecutada, trasformando al casco en un inhibidor y emisor de señales.

Actualmente se desconoce cuáles serán los requisitos mínimos necesarios para utilizar el Nerve Gear o qué tipo de interface utilizara y que cantidad de energía necesitara para funcionar.