Con ese expresivo sintagma nominal  me gustaría detallar esas cosas que, como indica el título, ya no pueden ser. Detalles que han de ser superados y son frutos de diseños perezosos, atajos y destrucción de la experiencia
Todo lo que voy a relatar lo he vivido en el arranque de un videojuego concreto, que si bien entiendo que estos elementos facilitan el crear un determinado ritmo, sí que es cierto que deberían ser sustituidos por otros similares pero más pulidos. Os reto a que adivinéis y pongáis en comentarios a qué juego me estoy refiriendo.
1. Coberturas tras barrilles explosivos
En serio, esto es un tema que arrastramos desde tiempos inmemoriales. Cuando primero empezó a verse en juegos de acción lateral, pues hasta se entendía. Al no existir la animación de pararse, sentarse y cubrirse, todo era más natural. Alguien había puesto accidentalmente un barril de gasolina, lo había marcado de rojo para que nadie le diera un trago y oye, que el héroe de turno decide iniciar la revolución justo donde lo has dejado y tú, esbirro del mal, has tenido la mala fortuna de correr junto a él. Una bala y kaboom
Pero eso no puede ser trasladado a la generación actual. No puede ser que una compañía que ha sido capaz de dominar el mundo dejé barriles de gasolina situados a lo loco en cualquier parte del mapa y mucho menos que tus villanos sean tan limitados de sesera que se arrodillen ante ellos para disparar. ¿Por qué esta situación es tan ridícula?
a. La gasolina va cara, el dejar los bidones sin cuidado y sin estar bien custodiados nos dice que la compañía maligna carece de un buen sistema de calidad en su empresa, con procesos mal definidos que la llevan a cometer errores tan despilfarradores. Con este tipo de gastos, no me creo que dicha compañía haya llegado a obtener tanto poder.
b. La misma empresa carece de un buen sistema de formación y contrata mano de obra del género idiota. Se les debería dar cursillos de información e insistir en el concepto de “Si está pintado de rojo=malo”
c. La compañía tiene un penoso sistema de comunicación, ya que está claro que para ellos el color rojo es el color del éxito y por ello los esbirros se pegan a todo lo rojo que ven como la mierda a las tartas de chocolate de IKEA
Pero vale, la desarrolladora quiere que el jugador pueda, con una bala, causar una magnífica explosión en el juego, por ello creo necesario aportarle ideas, que no todo van a ser quejas:
a. Que al derribar un jugador, le coja un planito del bolsillo donde se explique qué barriles contienen gasolina y que se han marcado con una “X” porque se están transportando a otro sitio
b. Que alguien diga que es un líquido secreto e inflamable lo que contienen los bidones rojos, tan secreto que ni los esbirros del mal saben que son explosivos. Dispárales y causa confusión.
c. Leer en un cartel “No hay peligro, el combustible de los bidones rojos es inerte”, pero que compañero te confirme que con el arma de positrones siderúrgicos retortijoinedales el combustible vuelve a activarse y puede reventar.
2. Tópicos de personajes torturados, todos muy juntos.
Comprendo que si dices: “tengo pasado oscuro” o “he visto el futuro y la cosa está mala y tengo que salvarla” o “¡tengo que hacerlo! ¿Qué arriesgarías tú por lo que más quieres? Yo todo”, rápidamente enganchas al jugador, ya que son frases comunes en los videojuegos que rapidamente te ponen en situación, es como ver a un personaje japonés con el pelo disparado y saber que va a sufrir por amor y que, de follar, poco. Pero por dios ¿Poner todos los tópicos a la vez en la misma frase? No. No es necesario un “Mi pasado está jodido, he visto el futuro y va a haber hostias y tengo que sacrificarme a mí mismo por amor” Buff, es como tener un flashback simultáneo de todos los juegos de esta generación. Ah, si a esto le añades a un actor de doblaje que no se cree lo que dice y que sólo se esfuerza en poner voz de malote, pues peor.

3. “¡Vaya! Me ha parecido ver un ninja armado hasta lo dientes, pero se ha agachado en las sombras así que no hay peligro”
¡Yo escucho un ruido en el baño desde mi habitación cuando estoy durmiendo y me pongo en modo berserker! El otro día caminaba yo por el pasillo de mi casa y unas de las toallas del baño se descolgó y cayó sobre el pestillo de la puerta. Con la caída, ésta se abrió sola ante mis narices, con eso se me puso el símbolo de alerta en la cabeza y a punto estuve de armarme con una ps3 fat para ver qué sucedía. Imagínate que en lugar de ser un blogger corriente, eres un soldado al que le han contratado para impedir fugar…. Ah, claro, que es de esa compañía desastrosa que deja contenedores explosivos desperdigados por ahí.
Hay muchas otras cosas que molestan y que esperemos que se vayan solucionando a golpe de buen diseño: puertas invisibles, bugs tontos… pero en serio, estos 3 puntos arriba mencionados me sacan de quicio cada vez que me los encuentro. Ellos no implican que el juego sea necesariamente malo, pero sí que le resta muchos puntos a la credibilidad del mundo que se plantea. Seguro que vosotros tenéis muchos más, os invito a cagaros en todo (desde el amor) en los comentarios de aquí abajo.