Por un momento parecía que lo que podría matar a todos los dinosaurios no era un meteorito, sino una demanda. Hoy, sin embargo, se confirmó que los procedimientos legales entre los desarrolladores Dungeon Defenders developers Trendy Entertainment y  ARK: Survival Evolved‘s Studio Wildcard han llegado a su fin, aunque esto parece que no ha sido nada barato.

El quid de la cuestión es que un ex diseñador de Trendy, Jeremy Stieglitz había violado una cláusula de no competencia en su contrato al trabajar para ARK en su nuevo titulo de realidad virtual para HMD. En un principio tenía que ir a la corte a finales de este mes, pero Kotaku ha informado de que se ha llegado a un acuerdo. Susan Stieglitz la co-fundadora de Wildcard y la esposa de Jeremy Stieglitz, aparentemente ha confirmando a un fan a través de Twitter que el asunto se ha zanjado, diciendo que “han terminado conformándose con 40”. Teniendo en cuenta la demanda inicial era de $600 millones, se asume que la solución final ha sido de $40 millones.

De momento no ha habido ninguna declaración oficial de ninguna parte, y es poco probable que lleguen nuevas noticias sobre esta historia al mundo de la realidad virtual. Por ahora la amenaza inmediata contra ARK ha pasado, a pesar de que muchos creen que esto va a afectar al juego, tendremos que esperar y ver las consecuencias de este asunto.